Skip to content

Horizonte Norte. Recorriendo California.

21 marzo, 2015

Con rumbo norte, como no podría ser de otro modo, el documental Horizonte Norte sigue sumando luces mágicas que se almacenan en un disco duro. Imágenes que con mucho mimo y paciencia irán después tomando forma y convirtiéndose en una historia muy especial. Ya hemos compartido experiencias en Colombia, Panamá y ahora lo hacemos en California.

Como siempre la llegada de Álvaro es una revolución. Bueno, Álvaro es la revolución. Su inagotable energía nos contagia por unos días y al son de largas conversaciones vamos descubriendo los bosques en estos valles de California.

Los alrededores del lago Tahoe son tan perfectos que parecen pintados.

Los alrededores del lago Tahoe son tan perfectos que parecen pintados al gusto de cada uno.

Bea en el lago Tahoe. No te cansas de mirarlo.

Bea en el lago Tahoe. No te cansas de mirarlo.

Lago Tahoe

Las aguas del Lago Tahoe son completamente perfectas. Sus reflejos también.

Un pequeño lago, cerca del lago Tahoe, nos sorprende con las luces del atardecer.

Un pequeño lago, cerca del lago Tahoe, nos sorprende con las luces del atardecer.

Despertarse antes que el sol y preparar un café siempre es un regalo.

Despertarse antes que el sol y preparar un café siempre es un regalo.

Bea y Álvaro iluminados, en todos los sentidos, en el valle del Yosemite.

Bea y Álvaro iluminados, en todos los sentidos, en el valle del Yosemite.

Dos águilas nos acompañan al final del día. Foto de Bea.

Dos águilas nos acompañan al final del día. Foto de Bea.

Desde siempre comparto con Álvaro la pasión por los amaneceres y el café. Bea le va tomando el tranquillo.

Desde siempre comparto con Álvaro la pasión por los amaneceres y el café. Bea le va tomando el tranquillo.

Tenemos ganas de que nieve, es invierno y queremos pasear al silencio de los bosques nevados, lo deseamos con tanta intensidad que a la mañana siguiente me despierto con una extraña sensación, asomo la cabeza y veo la nieve caer sobre mi.

No supimos medir la intensidad de nuestros deseos y nevó hasta dejar todo completamente blanco. La nieve alcanzaba ya nuestras rodillas al caminar y la alegría se convirtió por algunos minutos en preocupación. Nos encontramos en el parque nacional de Kings Canyon y los Ranger que cuidan de esta basta extensión prácticamente virgen están atentos a nuestros movimientos, hasta el punto de mandarnos una quitanieves especialmente para nosotros y asi poder salir de las montañas otra vez.

Álvaro avanza por la carretera para encontrar el mejor punto de vista y apretar el Rec.

Álvaro avanza por la carretera para encontrar el mejor punto de vista y apretar el Rec.

¡Estoy grabando! grita Álvaro entre la nieve. ¡espera que te estoy sacando una foto! le grito yo desde lo lejos.

¡Estoy grabando! grita Álvaro entre la nieve. ¡espera que te estoy sacando una foto! le grito yo desde lo lejos.

Queríamos que nevara, y nevó.

Queríamos que nevara, y nevó.

Por la noche tuvimos una tregua con la nieve y las estrellas salieron a vigilar nuestros movimientos. Pero no debió de durar más que lo que tardamos en dormirnos y a la mañana siguiente el techo de nuestra carpa estaba justo encima de nuestra narices. El peso de la nieve había aplastado completamente la estructura pero sin llegar a romperla.

Por la noche salen las estrellas a saludarnos, pero pronto desapareceran.

Por la noche salen las estrellas a saludarnos, pero pronto desapareceran.

Buenos días desde Kings Canyon.

Buenos días desde Kings Canyon. 

Los días pasan rápido y paseando por las calles de San Francisco vamos grabando las ultimas imágenes antes de separarnos de nuevo. Es muy impactante para mi planear el siguiente encuentro, me doy de bruces con la realidad de un viaje que llega a una meta que un día creí infinita, inalcanzable y por lo tanto eterna en el tiempo. Pero no, hoy estamos hablando de encontrarnos en Alaska, comienza a hacerse una realidad casi palpable en las palabras que pronunciamos y me doy cuenta de que si, efectivamente, me estoy cruzando el gran continente americano en bicicleta.

Anuncios
7 comentarios
  1. 354000LMJd permalink

    NO PUEDES LLEGAR A ALASKA PORQUE ¿ QUÉ VAMOS A HACER NOSOTROS SIN TUS PRECIOSAS, ESPECTACULARES E INSTRUCTIVAS CRÓNICAS ? NI SE TE OCURRA APARECER POR AQUI, JUANISN. TÁS MUY GUPAU ONDE TÁS. UN FUERTE ABRAZO PARA TI Y PARA BEA A LA QUE ESTAMOS IMPACIENTES POR CONOCER.

    • Jaja las aventuras seguirán, siempre, Alaska es solo un paso más del camino asi que ten por seguro que aun nos quedan muchas sonrisas que compartir en el camino! un saludo de Bea y mio desde California!

      • Luis Santiago Menendez Jeannot permalink

        Déjasnos mas tranquilos. Ye que nun te vemos paseando por la calle d’Alcalá o de compres n’el Cortinglés. Un abrazo muy fuerte.

  2. javi permalink

    Absolutamente maravilloso.no me canso.Un abrazo!y a ver si te veo al lado del autobús de Alexander Supertramp.Disfruta lo que queda que es mucho,y lo que tu dices, no es un final,es un to be continued…..

  3. Como siempre, bellísimas imágenes. Continúa mandándolas.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: