Skip to content

Cientos de kilómetros, millones de sonrisas.

28 mayo, 2014

No me siento capaz de transmitiros cada una de las historias que he vivido en estos últimos meses, y no puedo elegir entre unas y otras, porque las guardo con tanto cariño dentro de mi que sería como tener que elegir entre un hijo u otro. Asi que hoy vamos a viajar en imágenes, desde el Amazonas hasta Colombia vamos a navegar y pedalear todos esos kilometros que no hemos podido compartir antes debido a que no tenia herramienta de trabajo.

Os presento a todas estas personas que me dedicaron su mejor sonrisa en el camino, a todos estos rincones del planeta que me llenaron de felicidad.

Amazonas, Perú.

No podía dejar el Amazonas sin darme un baño en sus aguas, a pesar de todos los avisos de peligros, me sumergí en sus aguas con delfines rosas a escasos metros.

No podía dejar el Amazonas sin darme un baño en sus aguas, a pesar de todos los avisos de peligros, me sumergí en sus aguas con delfines rosas a escasos metros.

En Nauta, pueblo ubicado en la union de los ríos Marañon y Ucayali, lugar donde nace el Amazonas, nos damos un baño con barro. Perú.

Christian. En Nauta, pueblo ubicado en la union de los ríos Marañon y Ucayali, lugar donde nace el Amazonas, nos damos un baño con barro. Perú.

Luis viaja conmigo en el barco carguero que nos lleva a Pantoja a través del río Napo. En cada parada salimos a pasear y conocer las comunidades de las orillas del río. El se bajará antes, en una casa en medio de la selva, donde su familia lo espera.

Luis Papa viaja conmigo en el barco carguero que nos lleva a Pantoja a través del río Napo. En cada parada salimos a pasear y conocer las comunidades de las orillas del río. El se bajará antes, en una casa en medio de la selva, donde su familia lo espera.

No tengo su nombre. Un habitante de una comunidad a orillas del rio Napo en donde se descargaron cientos de sacos de cemento y a los que ayudaban niños, mujeres y hombres de todas las edades.

No tengo su nombre. Un habitante de una comunidad a orillas del rio Napo en donde se descargaron cientos de sacos de cemento y a los que ayudaban niños, mujeres y hombres de todas las edades.

Uno de los miembros de la tripulación descansa al lado del ruidoso motor de la nave que nos lleva. Todas las noches han de hacer turnos para alumbrar el río y no chocar con las islas de arena que se forman y evitar ser asaltados.

Uno de los miembros de la tripulación descansa al lado del ruidoso motor de la nave que nos lleva. Todas las noches han de hacer turnos para alumbrar el río y no chocar con las islas de arena que se forman y evitar ser asaltados.

Ecuador:

 

Se levanta todas las mañanas al amanecer para ordeñas las vacas, su preferida se llama Sum.

Se levanta todas las mañanas al amanecer para ordeñas las vacas, su preferida se llama Sum.

Les pedí poner mi carpoa en su jardin, y terminamos compartiendo historias en la cocina de la casa.

Les pedí poner mi carpoa en su jardin, y terminamos compartiendo historias en la cocina de la casa.

Tras haber disfrutado del calor de la familia y del fuego me voy a mi casa de tela que he puesto en su jardín.

Tras haber disfrutado del calor de la familia y del fuego me voy a mi casa de tela que he puesto en su jardín.

Antonio y Manuel me dan el alto en el camino para conversar conmigo. Hablamos de mi viaje, de como a cambiado su aldea, de como llegaron hasta aqui, de sus mujeres, hijo...después seguí mi camino.

Antonio y Manuel me dan el alto en el camino para conversar conmigo. Hablamos de mi viaje, de como a cambiado su aldea, de como llegaron hasta aqui, de sus mujeres, hijo…después seguí mi camino.

Despues de todo un dia subiendo una montaña con la bicicleta cargada hasta los topes, cualquier detalle del camino te levanta una inmensa sonrisa.

Despues de todo un dia subiendo una montaña con la bicicleta cargada hasta los topes, cualquier detalle del camino te levanta una inmensa sonrisa.

Marta me ofreció una habitación del hostal que administra para pasar la noche, me preparo comida para llevarme al dia siguiente y me regalo un gotto de lana recien tejido por ella para no pasar frio en las montañas. Nunca olvidaré su sonrisa.

Marta me ofreció una habitación del hostal que administra para pasar la noche, me preparo comida para llevarme al dia siguiente y me regalo un gotto de lana recien tejido por ella para no pasar frio en las montañas. Nunca olvidaré su sonrisa.

Conoci a Eriberto Perez en una gasolinera preguntando como seguir mi camino hacia la Reserva de el Angel. Tras indicarme me da unos aguacates y chirimoyas para el camino. Al dia siguiente me lo encuentro en los caminos de la montaña y para su coche para darme mas aguacates. El se dirije a una pequeña aldea en las montañas para llevar alimentos y repartirlos entre sus habitantes de avanzada edad. Son aguacate que me sobran de la huerta y los reparto siempre me dice...

Conoci a Eriberto Perez en una gasolinera preguntando como seguir mi camino hacia la Reserva de el Angel. Tras indicarme me da unos aguacates y chirimoyas para el camino. Al dia siguiente me lo encuentro en los caminos de la montaña y para su coche para darme mas aguacates. El se dirije a una pequeña aldea en las montañas para llevar alimentos y repartirlos entre sus habitantes de avanzada edad. Son aguacate que me sobran de la huerta y los reparto siempre me dice…

Diusfrutando de la soledad mas absoluta en la Reserva de El Angel.

Dejo mi bicicleta en una pequeña cabaña que me ha dejado el guarda al irse a su casa a descansar, y salgo a camina. Disfruto de la soledad mas absoluta en la Reserva de El Angel.

Me despido de Ecuador desde lo más alto, en la Reserva Natural de El Angel.

Me despido de Ecuador desde lo más alto, en la Reserva Natural de El Angel.

 

Colombia:

La familia Aguillon Chindoy me acoge en un casa con los brazos abiertos. Como uno mas de la familia vivo con ellos unos dias en el pueblo de Sibundoy.

La familia Aguillon Chindoy me acoge en un casa con los brazos abiertos. Como uno mas de la familia vivo con ellos unos dias en el pueblo de Sibundoy.

Levantarse a las 5 de la mañana ordeñar las vacas es algo que me parece maravilloso a mi, que lo hago hoy como algo excepcional, a Chepe en cambio le parece algo normal y lo hace de forma mecánica. Pero ir en su vieja moto entre campos llenos de vacas al amanecer es un regalo de la vida para mi.

Levantarse a las 5 de la mañana ordeñar las vacas es algo que me parece maravilloso a mi, que lo hago hoy como algo excepcional, a Chepe en cambio le parece algo normal y lo hace de forma mecánica. Pero ir en su vieja moto entre campos llenos de vacas al amanecer es un regalo de la vida para mi.

Me decian todo el rato que tuviera cuidado en Colombia, y que evitara a personas como esta... el mundo esta loco, nos encanta generalizar y poner etiquetas, pero cada uno tiene una historia, una vida independiente a las catástrofes que nos rodean, ya sean fisicas o ideologicas. Poet sueña con viajar, recorrer el mundo y sonreirle a la vida, pero le toco hacer el servicio militar y de momento ha de estar uniformado. Tiene la sonrisa más bonita y sincera que habia visto en mucho tiempo.

Me decian todo el rato que tuviera cuidado en Colombia, y que evitara a personas como esta… el mundo esta loco, nos encanta generalizar y poner etiquetas, pero cada uno tiene una historia, una vida independiente a las catástrofes que nos rodean, ya sean fisicas o ideologicas.
Poet sueña con viajar, recorrer el mundo y sonreirle a la vida, pero le toco hacer el servicio militar y de momento ha de estar uniformado. Tiene la sonrisa más bonita y sincera que habia visto en mucho tiempo.

Wilson y su familia me acogen en su casa de Mocoa. Es hijo de Chepe, la familia que me acogió en el pueblo de Sibundoy.

Wilson y su familia me acogen en su casa de Mocoa. Es hijo de Chepe, la familia que me acogió en el pueblo de Sibundoy.

Toribia prepara las mejores arepas de la historia Colombiana. Llego hace 45 años con su marido a este pueblo de San Juan construyendo la carretera que ahora pasa por delante de su casa, y aqui decidieron quedarse. Ya tenia muchos hijos para seguir moviendose.

Toribia prepara las mejores arepas de la historia Colombiana. Llego hace 45 años con su marido a este pueblo de San Juan construyendo la carretera que ahora pasa por delante de su casa, y aqui decidieron quedarse. Ya tenia muchos hijos para seguir moviendose.

Despues de un largo dia de pedaleo bajo un sol abrasador, llego al desierto de la Tatacoa y encuentro un lugar perfecto para descansar.

Despues de un largo dia de pedaleo bajo un sol abrasador, llego al desierto de la Tatacoa y encuentro un lugar perfecto para descansar.

Despues de un largo dia de pedaleo bajo un sol abrasador, llego al desierto de la Tatacoa y encuentro un lugar perfecto para descansar. Uno de esos momentos en los que la soledad te sonrie y a la vez deseas compartir con un montón  de gente más...

Despues de un largo dia de pedaleo bajo un sol abrasador, llego al desierto de la Tatacoa y encuentro un lugar perfecto para descansar. Uno de esos momentos en los que la soledad te sonrie y a la vez deseas compartir con un montón de gente más…

Una noche de esas indescriptibles en el desierto de la Tatacoa. "La soledad solo te pesa cuando no estas acostumbrado a tratar con ella"

Una noche de esas indescriptibles en el desierto de la Tatacoa. “La soledad solo te pesa cuando no estas acostumbrado a tratar con ella”

Paseando en el desierto de la Tatacoa por su parte más oriental.

Paseando en el desierto de la Tatacoa por su parte más oriental.

David es el capitan del cuerpo de bomberos de Melgar, lleva desde los años 50 en el cuerpo. Me trata con una amabilidad natural que me hace sentir como en mi hogar.

David es el capitan del cuerpo de bomberos de Melgar, lleva desde los años 50 en el cuerpo. Me trata con una amabilidad natural que me hace sentir como en mi hogar.

En Bosa, Bogotá, realizan un proyecto maravilloso con los colegios. Un grupo de jóvenes acompañan a los niños de la casa a la escuela y viceversa en bicicleta. Tuve la oportunidad de compartir con ellos la experiencia de viajar y contestar todas sus dudas.

En Bosa, Bogotá, realizan un proyecto maravilloso con los colegios. Un grupo de jóvenes acompañan a los niños de la casa a la escuela y viceversa en bicicleta. Tuve la oportunidad de compartir con ellos la experiencia de viajar y contestar todas sus dudas.

Diego y Natalia me acompañan en bicicleta a mi entrada a la capital Colombiana. Terminamos la jornada con unas deliciosas cervezas frias al calor del fuego en un bar del barrio de la Candelaria.

Diego y Natalia me acompañan en bicicleta a mi entrada a la capital Colombiana. Terminamos la jornada con unas deliciosas cervezas frias al calor del fuego en un bar del barrio de la Candelaria.

Anuncios
11 comentarios
  1. Antonio permalink

    Maravilloso, echaba de menos tus vivencias, disfrutalas como tu sabes. Hoye has hecho un poco más feliz 🙂

  2. inteligo permalink

    hago un inciso en mis estudios y me vuelves a sorprender. Estoy contigo en que cada historia no es una más…es “la historia”.

  3. Jose Docampo permalink

    Aquí en España lo mas interesante que sale en la tele, es la lección que “Podemos” le dio a los partidos de la vieja casta, cada día me doy mas cuenta que aquí no vivimos, aquí morimos un poquito mas cada jornada, tu ahí vives y nos haces disfrutar un ratito con tus historias, aquí no te pierdes nada, no te des prisa en volver, disfruta y gracias por estos ratillos.
    un fuerte abrazo.

  4. Me encanta Juan, el mejor sentimiento que saco cuando te leo es sonreír … y de repente, las cosas pesadas del día a día se olvidan,dejan de tener importancia, todo se relativiza y pesan menos en los hombros …. Te acompaño en el pedaleo 😉 sigue pedaleando, sigue feliz

  5. José, nos conicimos en Uruguay , Punta del Este! Te acordas permalink

    Grand Juan, como Sigurds disfrutando tu viaje!! Me da unas ganas de Pagar mi bici y seguir tu camino! Te deseo una Buena continuacion de tu viaje! Grand abrazo

  6. Joaquín permalink

    Qué maravilla disfrutar de tus reportajes que sigo con la mayor devoción. Suerte Juan

  7. Pedro permalink

    Venga Juan. Magnífica “rónica”fotográfica. Una alegría recibir tus noticias y viviencias. Pedaleamos contio!!!

  8. bego permalink

    Llevas la whipala! 🙂 Vamos todavía! Qué hermosas sonrisas te regalaron! quien siembra, recoge…

    • Hola Bego! desgraciadamente se me perdio en el camino ya… pero bueno, seguro que la encontró alguien que la hace ondear al viento con libertad! un saludo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: